Print Friendly, PDF & Email

Decidir qué hacer después de una agresión sexual puede ser aterrador y abrumador. Sin embargo, hay varias opciones y recursos disponibles para ayudarle con la seguridad, la justicia y la recuperación. La campaña Tienes derechos es una iniciativa de concientización pública para ayudar a empoderar a los sobrevivientes, seres queridos, familiares y amigos con recursos e información sobre las opciones de denuncia de agresiones sexuales en Colorado. Si tiene entre 18 y 69 años y así lo decide, puede mantener su privacidad y decidir si quiere denunciar a la policía ahora, no hacerlo en absoluto, o recoger pruebas por si quisiera hacerlo en el futuro. En última instancia, tienes derecho a recibir apoyo en privado, y tu información privada no se compartirá a menos que des tu consentimiento.

Tenemos información para los asesores de víctimas, las autoridades policiales, los profesionales de la salud mental y el personal médico para ayudarle a comprender los derechos y las opciones disponibles para los sobrevivientes. En los últimos quince años, las leyes estatales y federales han desarrollado varias opciones de denuncia para sobrevivientes adultos de agresiones sexuales (18-69 años). Este sitio web incluye información específica para Colorado, incluidos servicios de apoyo, programas de exámenes médicos forenses y otros recursos de apoyo. Esperamos que esta información le ayude a considerar qué hacer a continuación.

De un Vistazo

3

Número de opciones de informes

21

días Por ley, la policía debe enviar las evidencias al laboratorio para su análisis en 21 días por ley al laboratorio.

180

días para analizar las evidencias de ADN

2

años mínimos que las autoridades deben conservar las evidencias no analizados

No se que Hacer

Es posible que sientas todo tipo de emociones después de sufrir una agresión sexual. Puede ser abrumador y confuso. Puede que estés intentando averiguar qué ha pasado, si debes contárselo a alguien o cuáles deben ser tus próximos pasos. A veces, incluso puedes sentirte culpable o avergonzada por lo ocurrido. Nunca es culpa tuya si te agreden sexualmente. Nunca tienes la culpa de nada. Todas las preguntas y emociones que sientes y te planteas son válidas y completamente normales. Estos sentimientos pueden hacer que sea difícil tomar una decisión.

A través de este sitio web, queremos hacerle saber que no está solo y que existen recursos confidenciales para que pueda hablar de sus necesidades, preguntas y opciones. No tienes que saber lo que quieres o necesitas para utilizar estos recursos. También hay líneas telefónicas en las que la gente te puede ayudar a desenredar todos los pensamientos que puedas tener y que puedan parecer confusos y poco claros.

En el estado de Colorado, usted tiene opciones. Reconocemos que a veces sólo necesita tiempo para entender sus opciones y pensar en lo que quiere hacer.

Una de las opciones es buscar ayuda en un centro médico que ofrezca atención especializada a sobrevivientes de agresiones sexuales. Estos programas se llaman Sexual Assault Nurse Examiner (SANE) o Forensic Nurse Examiner (FNE). Cuentan con enfermeras especialmente preparadas que pueden trabajar contigo y asegurarse de que te encuentras bien. Si lo desea, también pueden recoger evidencias.

Buscar servicios de apoyo

Busque en el mapa interactivo

¿Necesita ayuda para entender lo ocurrido?

La decisión de contar tu experiencia a un ser querido depende totalmente de ti. Puedes decidir lo mucho o poco que quieres contar. Puede dar miedo pensar en compartir lo ocurrido con amigos y/o familiares y es posible que ni siquiera sepas por dónde empezar. Mereces saber que no fue culpa tuya y recibir apoyo. Te puede ayudar hablar con alguno de los recursos de este sitio para que te expliquen lo que sientes y cómo hablar de ello con las personas que forman parte de tu vida.

¿Y si lo ocurrido no se considera legalmente agresión sexual?

Es completamente normal sentirse confuso después de sufrir acoso o una agresión. Si no estás seguro de si tu experiencia es una agresión sexual, esto no significa que no hayas sufrido otras formas de violencia, daño o acoso. Hay otras formas de violencia que pueden no ser agresión sexual, como la física, emocional, verbal o psicológica. Consulte los recursos que aparecen a continuación para obtener más ayuda:

This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.